“El Día Que Nunca Llega” Metallica en Chile – Club Hípico 26 de Enero 2010

And Justice For Chile

La espera de 11 años de miles de fanáticos chilenos de todas las edades llegaba a su fin y mientras menos quedaba el tiempo mas lento pasaba, desde el lunes 25 los fanáticos se encontraban en la entrada del Club Hípico esperando el concierto, para el mediodía del 26, los 31ºC anunciados no fueron impedimento para que la fila alcanzara varias cuadras contribuido en gran parte por el “miedo” de quedar muy atrás de los asistentes a cancha general.

A las 13:30 el sol pegaba fuerte en la fila, y me hace gracia ver la fauna de flaites y personajes de todo tipo que aparece con el merchandising “oficial” de la banda, usando jockeys y cintillos de Metallica como si supieran como se llama el vocalista.

El agua era apreciada y los vendedores se sobaban las manos, por supuesto las chelitas heladas también eran bienvenidas y refrescaban a mas de uno, aunque fueran Doraguas.

Luego de una calurosa tarde el sol empezaba a bajar para darnos un respiro y alrededor de las 19:40 Criminal salta  al escenario con la conocida “Self Destruction” sonando sencillamente horrible, donde la batería del invitado de lujo Nick Barker y su doble bombo que parecía ametralladora se 4308589993_637a04cf78“comían” a los demás instrumentos, esto mejoró levemente con el correr de los minutos y luego se pudo apreciar algo mas la guitarra de Rodrigo Contreras y sobretodo el bajo de Dan Biggin. Anton se mostraba sonriente y contento señalando que “cuando pendejo jamás se habría imaginado telonear a Metallica” y luego de alrededor de una hora en el escenario y con un recorrido a lo mejor de su discografía cierran la presentación con la clásica “Victimized” de su primer disco del mismo nombre.

El Plato Fuerte, “Il buono, il brutto, il cattivo”

Con un poco de retraso que acrecentó la impaciencia de todos los que estábamos presentes, a las 21:20 de golpe se corta la música de mierda que escuchamos toda la tarde (exceptuando a AC/DC) y por las pantallas de los costados aparecen las imágenes del western italiano “El Bueno, El Malo y El Feo” por supuesto acompañadas de los acordes de la genial y clásica composición de Ennio Morricone “The Ecstasy of Gold”, es la inyección de adrenalina que todos necesitábamos, se me olvida el calor, el cansancio, la sed y el dolor de piernas, en medio de la oscuridad se alzan miles de brazos haciendo los devil’s horns, estalla el griterío y los 4 cuatro jinetes entran en escena con la demoledora “Creeping Death”, Kirk Hammett interpreta el solo de manera calcada al disco y el coro de los 50 mil no se hizo esperar en especial en el espacio que la banda hace para gritar el “Die!!” a todo pulmón, aunque desde la cancha general el sonido no fue optimo debido a una falla en los equipos, cosa que duró hasta después del siguiente tema, “For Whom The Bell Tolls” hacia notar la presencia de Robert Trujillo, desenvolviéndose con maestría en el bajo y James Hetfield lanzando algunas frases en español que son familiares para cualquiera que haya visto el DVD grabado en México.

metallica03

Empezamos con dos temazos y la cosa no cambiaría, sorpresa para muchos, me incluyo, nos devolvemos al “Kill’em All” y suenan los acordes de “The Four Horsemen” sencillamente un temazo de los mejores días de la banda, la siguen “Harvester of Sorrow” y la grandiosa “Fade To Black” interpretada con una emotividad que me tuvo al borde de las lagrimas, otro fanático no resistió y salió por la pantalla del centro del escenario llorando a moco tendido mientras coreaba la canción, después de este comienzo a nadie le importaba haber pagado el alto precio de la entrada.

Aquí se da una especie de “descanso”, llegó la hora de echar mano al “Death Magnetic”, que no es del gusto de todos y con canciones que obviamente no prenden igual que los clásicos, “That Was Just Your Life” y “The End Of The Line”, precisamente los tracks uno y dos del disco tenían un tibio recibimiento, unos que otros las cantaban y los demás los miraban raro. Para prendernos de nuevo tiran “Sad But True” del disco negro, probablemente el mas “radial” de todos los discos, y después volvemos nuevamente con dos del DM, “Broken, Beat & Scarred” y “Cyanide” con una correcta interpretación pasan sin mayor repercusión en la audiencia.

One

Llega quizás el momento mas espectacular de la noche, comienzan los sonidos que emulan la guerra y un despliegue pirotécnico que dejo a varios con la boca abierta, con un cielo iluminado por los fuegos era el turno de un clásico que no puede faltar, una excelente y rimbombante interpretación de “One”, la canción mas reconocida de Metallica, cuyo único punto bajo fue Lars, quien en la parte en que recibe toda la atención simplemente no se la pudo con el doble bombo.

Para volver a dejarnos sin aire: “Master of Puppets” con el “master” resonando a lo largo y ancho del Hípico seguida de otra sorpresa, una demoledora “Fight Fire With Fire” con enormes llamaradas incluidas saliendo en los costados del escenario.

metallica06

El turno de otra que no falta, se alzan los celulares y las cámaras, los 50 mil guardamos silencio para la power-balad por excelencia, Hetfield se roba toda la atención interpretando “Nothing Else Matters” sentado en un piso en el medio del enorme escenario, cerrando con el solo y jugueteando con el publico y la cámara que enfocaba sus manos para luego de un momento dar el puntapié inicial de “Enter Sandman”, probablemente la mas pegajosa y vacilada de la noche, nuevamente con fuegos artificiales que esta vez iluminaron el cielo de amarillo y con Robert Trujillo girando con el bajo extendido cual helicóptero.

La banda se retira unos minutos del escenario y se desatan los canticos futboleros que los traen de vuelta para el encore y tal como en casi todas sus ultimas presentaciones para empezar a cerrar con un cover, Hetfield se dirige al publico indicando que es la hora de rendir tributo a una banda que los inspiró a tocar, para Chile el cover es “Blitzkrieg” de la banda del mismo nombre y para cerrar con broche de oro, nos pregunta si conocemos un disco que se llama “Kill’em All”, de vuelta a los viejos y thrasheros tiempos, desatando moshpits en variados puntos del recinto, primero con la frenética “Whiplash” y pegadita “Seek And Destroy” cerrando definitivamente el show y quemando los últimos cartuchos de pirotecnia.

La banda hace una larga despedida repartiendo uñetas, baquetas y cuanto accesorio podían regalar, Hetfield se gana una ovación sosteniendo una bandera chilena que rezaba “And Justice For Chile”

metallica04

Luego de la agotadora jornada, la gran mayoría del publico parecía contento con el show, si bien fue bastante caro, Metallica nos brindó un concierto potentísimo, un combo en el hocico plagado de clásicos para la manga de imbéciles me-creo-muy-trve-como-para-ir-a-Metallica, demostrando que tienen cuerda para un buen rato mas.

Lo bueno y lo malo de la cancha vip es que a veces se hace raro tener una buena ubicación y no estar luchando para respirar, ni evitando los empujones, se supone que es comodidad pero no deja de echarse de menos algo que a la larga es propio de un concierto de metal, lo otro es que hay vips que están ahí por ser fanáticos y querer estar cerca de la banda, pero hay otros que, inentendible mente para mi mientras cabeceo como enfermo y canto todos los temas a viva voz, pareciera que no disfrutan el concierto, parece que están ahí porque pensaron que sería el evento del año y se quedan parados mirando el show con cara de weones, estáticos, como si estuvieran en el cine viendo una película, les falta el vaso de bebida y las cabritas, en ocasiones ni siquiera cantaban los temas clásicos de la banda… blasfemos!!

En lo musical, insisto en que Lars sin ser malo es el punto mas bajo en la interpretación de la banda, ha “acomodado” muchos pasajes de batería que suenan distinto, raro, mas fome o derechamente deficientes para lo que solían ser, Hetfield a pesar de no tener la intensidad vocal de antaño, logra adaptar las canciones a su tono y sale bien parado, Trujillo se muestra solido, al igual que Hammett quien sin deslumbrar hace una correcta interpretación.

Cabe destacar que al finalizar el petiso baterista nos da el conocido discurso de que somos el mejor publico de la tierra y promete que no demorarán 11 fucking años en regresar, el año pasado Bruce Dickinson pone fecha y nos dice que volvería el 2011, al parecer Lars (como decimos en Chile) no se moja tanto el potito.

Setlist

Creeping Death
For Whom the Bell Tolls
The Four Horsemen
Harvester of Sorrow
Fade to Black
That Was Just Your Life
The End of the Line
Sad But True
Broken, Beat & Scarred
Cyanide
One
Master of Puppets
Fight Fire with Fire
Nothing Else Matters
Enter Sandman

Encore
Blitzkrieg
Whiplash
Seek & Destroy

Saldo final para mí es el típico de un gran concierto, un pito en el oído, dolor de cuello, pies y brazos, perdida de la voz, mas unos elementos ocasionales como deuda para todo el año, pero al fin y al cabo, happy.

Fotos: Álvaro Pruneda (T4F); Met on Tour

Met001 003 004 005 006 007 008 009 010011012 013 014 016 018

Comenta con Facebook/Twitter ↓

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s